Informe sobre Desarrollo Humano 2015

La cubierta refleja la idea básica de que el trabajo es un impulsor dinámico fundamental para mejorar el desarrollo humano. El fondo refleja el gráfico 2.2 del Informe, que se basa en un grupo de 156 países que abarcan el 98% de la población mundial.

El gráfico muestra que, en los últimos 25 años, un mayor número de países y de personas ha salido de la categoría de desarrollo humano bajo (de 62 países con más de 3.000 millones de personas en 1990 a 43 países con algo más de 1.000 millones de personas en 2014); al mismo tiempo, un mayor número de países y de personas ha pasado a formar parte de las categorías de desarrollo humano alto y muy alto combinadas (de 47 países con 1.200 millones de personas en 1990 a 84 países y más de 3.600 millones de personas en 2014).

En el fondo, la franja inferior azul claro representa la primera tendencia, y la franja verde superior, la segunda tendencia. En primer plano, el círculo de figuras humanas que representan a trabajadores de diversas actividades, incluidos el trabajo creativo y el voluntariado, no solo recuerda que su trabajo contribuye al progreso en materia de desarrollo humano simbolizado por los colores del fondo, sino que también refleja el dinamismo del trabajo y las sinergias mutuas de diversos tipos de trabajo.

 


www.desarrollohumano.org.gt

 

Índice de Percepción de la Corrupción 2015

El IPC otorga una puntuación y clasifica a los países/territorios según las percepciones sobre el grado de corrupción que existe en su sector público. Se trata de un índice compuesto integrado por una combinación de encuestas y evaluaciones sobre corrupción efectuadas por diversas instituciones de prestigio. El IPC es el indicador de corrupción más usado en todo el mundo.


Transparency International • 2015

IC Power tomó posesión de la empresa distribuidora de energía Energuate

En enero pasado, la firma IC Power tomó posesión de la empresa distribuidora de energía Energuate y en su agenda de trabajo tiene como principal reto reducir la conflictividad.

Casi un mes después de haberse anunciado la negociación, Javier García-Burgos, quien desempeña el cargo de CEO y presidente del consejo de administración de la compañía, visitó Guatemala para definir el plan a a seguir y concedió una entrevista a Prensa Libre.

Por Rosa María Bolaños
Javier Garcia Burgos, presidente del Consejo de Administración de IC Power.

Para IC Power, el mercado nacional no es extraño, ya que poseen otras inversiones en el sector eléctrico del país.

La empresa

  • I.C. Power se cataloga como una empresa de energía de las más dinámicas en Latinoamérica, opera plantas de generación eléctrica en 10 países de la región y la primera planta privada en Israel.
  • Actualmente, tiene proyectos en construcción en Perú, Panamá e Israel, y una serie de inversiones adicionales en varias etapas de desarrollo en toda América Latina.

¿Qué los motiva a invertir en Guatemala, en este caso en distribución de energía?

Somos una empresa internacional con presencia en 11 países, en especial en Latinoamérica. Guatemala es un país dinámico, en crecimiento, con reglas de juego claras y estables en el sector eléctrico, fundamental para inversiones de largo plazo.

¿Cuál es el plan de IC Power para mejorar la distribución de Deocsa y Deorsa?

Somos un operador de largo plazo, lo cual es una diferencia importante. Eso cambia mucho la actitud, mentalidad y la estrategia de cómo enfrentar el manejo de la compañía.Sabiendo que nos vamos a quedar 50 o 100 años, o de manera infinita en este país, se piensa qué inversiones de largo plazo se pueden hacer y que tengan repercusión importante en la calidad de servicio.

¿Cuánto tienen previsto invertir al año?

Tuvimos —la semana pasada— una reunión de directorio y decidimos incrementar el nivel de inversiones anuales en más del 60%.En promedio se invertían US$18 millones al año. En este momento decidimos invertir US$32 millones para ampliación de la red, mejoras del servicio y reforzar las redes para tratar de reducir pérdidas.

En septiembre del año pasado se hablaba de Q1 mil 300 millones que no se habían podido cobrar por conexiones ilegales, robos o resistencia al pago ¿Cómo agilizarán esos cobros?

Miramos hacia adelante, en cómo reducir las pérdidas que en esta compañía, entre pérdidas técnicas y comerciales, están cercanas al 20%. El término pérdidas comerciales es un término elegante para decir hurto o robo.Aplicaremos nuestra experiencia con ejecutivos de varios países de Latinoamérica, que hemos integrado al equipo de Guatemala.

Cada país tiene su propios retos. En el caso de Guatemala, es el tema de la conflictividad y ahí es donde se pueden recoger experiencias de ejecutivos de Río de Janeiro, en donde hay unas zonas muy conflictivas como lo son las favelas.

Es un trabajo que implica muchos frentes y no solo de la compañía; hay que acercarse a la comunidad, hacer redes más robustas para evitar que el robo sea tan fácil. Por otro lado, se necesita mucho del apoyo del lado del Gobierno.

¿Ya se reunieron con funcionarios del Gobierno?

Nos reuniomos con el presidente de la República (Jimmy Morales), con el ministro de Energía y Minas (Juan Pelayo Castañón), con la Comisión Nacional de Energía, la Cámara de Industria y el presidente del Cacif.

¿Hicieron alguna petición especial?

Que en conjunto se logre reducir la conflictividad; ese es claramente el tema más complejo de Energuate.Es un trabajo que no se puede hacer solo por buena voluntad, incremento de inversiones o por buenos ejecutivos que traigamos; esto tiene que ser de la mano del gobierno porque hay toda una parte de fiscalización y penalización del robo.

Necesitamos ayuda del Congreso para resolver el tema del alumbrado público, ya que seis de cada 10 usuarios pagan más por alumbrado público que por su propio consumo.

¿Cuál fue el monto de la compra de Energuate?

Es de US$265 millones por el 92% de las acciones, y se heredó la empresa con una deuda de aproximadamente US$290 millones. Por ello, el valor compañía que hemos pagado es alrededor de US$560 millones.

¿Qué inversiones posee IC Power y empresas afiliadas en Guatemala?

Tenemos el cien por cien de las acciones de Puerto Quetzal Power (PQP) y de Poliwat. Invertimos un poco más de US$50 millones.En el caso de Poliwat, es una comercializadora y su valor es relativamente pequeño. El valor más grande estaba del lado de PQP, pero hoy en día es una empresa que muy a nuestro pesar está perdiendo relevancia en el mercado guatemalteco por la sobreoferta de energía.

Son negocios que se manejan de manera independiente, la ley lo permite y se debe aclarar que cuando Energuate necesita energía para venderla a sus usuarios, todas las compras se hacen por licitación abierta y se otorga al precio más barato.

Experiencia

  • Es ingeniero Aeroespacial por la Universidad de San Diego, en EE. UU., y posee maestría en Administración de Negocios.
  • Desempeña desde el 2011 el cargo de CEO de IC Power.
  • En el 2007 fue CEO de Inkia Energy; desde el 2005, presidente de Kallpa Generación. También fue director regional para Globeleq y varios puestos en Endesa.
  • Es presidente del Consejo de Administración de compañías de Energía en Chile, Bolivia, Panamá, El Salvador, República Dominicana, Guatemala, Jamaica, Nicaragua, Colombia, Israel y Perú.
  • El nuevo gerente de Energuate es Luciano Galasso.

También se ha mencionado que IC Power adquirió en el 2014 la compañía AEI Guatemala y que es la dueña de la generadora de carbón Jaguar Energy, que provee 200 megavatios a Energuate…

No tenemos alguna relación con AEI Guatemala. Lo que yo entiendo, y obviamente habría que preguntarle a esa firma, es que AEI separó sus negocios para la venta y nosotros solo compramos su participación en PQP, pero absolutamente nada de Jaguar, ya que antes de venderlo separó los activos de Jaguar.

Jaguar debe proveerle a Energuate 200 megavatios según el contrato, pero como esta aún trabaja en sus turbinas debe comprarle a otros generadores y uno de estas plantas es precisamente a Poliwatt. ¿Hay algún conflicto de intereses por esa relación?

No en lo absoluto, nuestra relación con Jaguar es el de proveedor y cliente. Ellos nos venden a un precio fijo con base en la licitación, y aparte Jaguar suple sus deficiencias de energía si gana o pierde en esa transacción de compra en el mercado spot, que es un tema propio de Jaguar.

Energuate empezó denuncias contra quienes habían hecho conexiones ilegales o robado el servicio. ¿Continuarán con estos procesos?

Las conexiones ilegales son robo y es necesario continuar las acciones porque la mejor forma de combatir las pérdidas es imponer la ley. La creación de la fiscalía fue un gran paso, pero el robo de electricidad debe ser penado.


http://www.prensalibre.com/

Cuatro propuestas para que la crisis carcelaria quede en el pasado

Pacora3
Foto: Paula Corzo

En nuestra entrada anterior discutimos que el sistema penitenciario de América Latina y el Caribe es una bomba de tiempo: punitivo y crónicamente ineficiente, saturado con 1,5 millones de personas. Per cápita, la tasa de encarcelamiento de la región se duplicó en menos de 20 años y, con casi 250 reclusos por cada 100,000 habitantes, es el doble de la de China, siete veces mayor que la de India, y 40 veces mayor que la de algunas regiones de Europa.

Si América Latina dejara en libertad a todos sus homicidas, su tasa de encarcelamiento sería todavía mayor que la de España.

Éste es el resultado de años de políticas de mano dura en toda la región. Dicen sus partidarios que la posibilidad de recibir una pena severa en la cárcel es suficiente desincentivo como para que los criminales sean menos proclives a cometer delitos graves. Es una especie de sabiduría convencional: Una búsqueda rápida en la base de datos de LexisNexis sobre las hipótesis en los medios sobre cómo reducir el crimen coloca al encarcelamiento como la segunda explicación más citada, tan solo detrás de estrategias de policía inteligentes y muy por encima de otros factores, como cambios en el mercado de drogas, una economía fuerte y un mayor número de policías en las calles.

Si bien resulta intuitivo pensar que si el riesgo de terminar en prisión se incrementa sustancialmente en un lapso de tiempo corto hace que delinquir se vuelva menos atractivo para un criminal común, no hay que precipitarse a concluir que la solución óptima al problema de la violencia es endurecer la legislación existente. Mirémonos al espejo: a la par de que la tasa de encarcelamiento regional se incrementó en 100%, la tasa de homicidios apenas se redujo en 11%.

La evidencia empírica concluye que, en efecto, las cárceles hacen solo una contribución modesta al combate al crimen.

Mediante análisis econométrico, Steven Levitt, un economista de la Universidad de Chicago, encuentra que el incremento (de aproximadamente 70%) en las tasas de encarcelamiento de Estados Unidos ocurrido en la década de los 90 explica solo el 12% de la reducción de homicidios.

Lo que nos queda: cárceles vergonzosamente hacinadas que combaten de manera marginal a la violencia. Las consecuencias del sobreuso de la cárcel son obvias: la sobrepoblación masiva hace que el contacto familiar sea perceptiblemente reducido e ignominioso. El suelo es insuficiente hasta para dormir y no es atípico que los internos pernocten de pie. El personal penitenciario, no siempre calificado, no da abasto para controlar las prisiones, permitiendo a los criminales con liderazgo delictivo dirigir su propio sistema de autogobierno. Las cifras insultan: La Encuesta a Población en Reclusión en Centros Federales de Readaptación Social del Centro de Investigación y Docencia Económica, revela que 1 de cada 5 reclusos no tiene suficiente agua para su aseo, el 73% carece de artículos básicos de higiene personal y el 96% de los internos en centros federales opina que la atención médica que reciben no es óptima. Dos de cada tres privados de la libertad no está conforme con el trato que reciben sus familiares cuando los visitan. Menos de la mitad de los internos recibe actividades de capacitación laboral. Uno de cada cuatro reclusos se siente inseguro dentro de su celda.

La reclusión en este contexto genera estrés, incita conflictos entre la población y propicia redes informales de corrupción dentro de los cuales los internos sobornan para tener acceso preferencial a los escasos servicios básicos disponibles, habitualmente en condiciones de deterioro. El sistema penitenciario de la región es un entorno nocivo que socava la calidad de vida, degrada la condición humana de los internos y obstaculiza cualquier tipo de iniciativa de reinserción social eficaz. En pocas palabras, la cárcel latinoamericana es extremadamente criminogénica.

Para los promotores de la mano dura, la solución para despresurizar al sistema es obvia: ¡construir más cárceles! Pero si los patrones delictivos se mantienen y los procesos judiciales actuales no son sometidos a reformas profundas, las nuevas cárceles se saturarán, siendo necesario construir aún más prisiones. Es un proceso insostenible. Asimismo, el desembolso a cuenta del Estado, como discutimos en nuestro post anterior, es ya de por sí tan oneroso, que expandir el sistema penitenciario hundiría a las finanzas públicas de muchos de nuestros países. Y, por supuesto, la estigmatización, contaminación criminal, baja autoestima, depresión y propensión a la violencia que auspicia la cárcel cancela los prospectos de rehabilitación individual y reinserción a la sociedad.

Remplazar las condenas en prisión por medidas sustitutivas, más efectivas en términos de readaptación social y menos caras. “La mayoría de los objetivos del encarcelamiento puede lograrse por otros medios con mayor eficacia”, propone la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito. Como detallamos en la agenda de conocimiento de Seguridad Ciudadana y Justicia del BID, al menos cuatro propuestas de penas alternativas a la prisión han demostrado su efectividad, y el Banco ha promovido vigorosamente su implementación en la región:¿Cuál es la solución?

  1. Monitoreo electrónico. Di Tella y Schargrodsky (2013) analizan el efecto de sistemas de monitoreo electrónico en procesados y encuentran que cuando a un individuo se le trata en prisión, su probabilidad de reincidir es 9 puntos porcentuales más alta que cuando se le asigna un brazalete electrónico. Para mejorar la efectividad de sus programas para la prevención de la violencia, el Banco está implementado esquemas piloto de vigilancia electrónica en Costa Rica y El Salvador.
  2. Libertad condicional. Kuziemko (2013) demuestra que la posibilidad de que se conceda libertad condicional anticipada incentiva a los privados de la libertad a invertir en su propia rehabilitación, conllevando a una disminución en los niveles de reincidencia. La autora asimismo encuentra que eliminar los beneficios de la libertad condicional incrementaría el costo del sistema penitenciario entre 5% y 7%. Con esta perspectiva, efectuamos operaciones que contribuyen al diseño de sistemas comunitarios de libertad condicional en el Caribe.
  3. Servicio comunitario. Wermink et al. (2010) evalúan el impacto del servicio comunitario en la reincidencia y encuentran que mientras que el 52% de los infractores que no llevaron a cabo trabajo comunitario reincidieron, solo el 28% de los infractores que participaron en actividades de servicio a la comunidad cometieron un delito nuevamente. En Jamaica y El Salvador apoyamos al desarrollo de un modelo de seguridad ciudadana que integra programas de servicio comunitario juvenil y justicia restaurativa que responda a los desafíos de la región.
  4. Justicia terapéutica. Gottfredson et al. (2003) examinan el efecto de los tribunales de tratamiento de adicciones y señalan que la tasa de reincidencia de aquellos individuos sujetos a rehabilitación basada en terapia médica y psicológica integral es 16 puntos porcentuales menor que la de los infractores que no reciben tratamiento de desintoxicación.Asistimos al gobierno de México en la evaluación rigurosa de intervenciones que evitan la criminalización del consumo de drogas en adolescentes y jóvenes.

La experiencia nos ha demostrado que las cárceles son escuelas del crimen y que las políticas punitivas solo agravan el entorno de violencia y delincuencia de nuestra región.  La apuesta que hacemos en el BID es impulsar las sanciones alternativas a la prisión. El desarrollo social de nuestra región no se explica sin un modelo penitenciario humanitario y justo. Desde el Banco continuaremos innovando para reformar el complejo y desafiante sistema carcelario de América Latina y el Caribe. No es una tarea fácil, pero hay 1,5 millones de motivos que nos animan a intentarlo.


Fuente: http://blogs.iadb.org/sinmiedos/2016/02/03/cuatro-propuestas-para-que-la-crisis-carcelaria-quede-en-el-pasado/

“Narconomics” : ¿Cómo los carteles de la droga operan como Walmart y Mcdonald´s?

tom-wainwright-credit-the-economist-626d0e077782609c343e1e4b469921b8b886dd36-s300-c85When Tom Wainwright became the Mexico correspondent for The Economist in 2010, he found himself covering the country’s biggest businesses, including the tequila trade, the oil industry and the commerce of illegal drugs.

“I found that one week I’d be writing about the car business, and the next week I’d be writing about the drugs business,” Wainwright tells Fresh Air’s Terry Gross. “I gradually came to see that the two actually were perhaps more similar than people normally recognize.”

During the three years he spent in Mexico and Central and South America, Wainwright discovered that the cartels that control the region’s drug trade use business models that are surprisingly similar to those of big-box stores and franchises. For instance, they have exclusive relationships with their “suppliers” (the farmers who grow the coca plants) that allow the cartels to keep the price of cocaine stable even when crop production is disrupted.

“The theory is that the cartels in the area have what economists call a ‘monopsony,’ [which is] like a monopoly on buying in the area,” Wainwright says. “This rang a bell with me because it’s something that people very often say about Wal-Mart.”

Wainwright describes his new book, Narconomics, as a business manual for drug lords — and also a blueprint for how to defeat them. When it comes to battling the cartels, Wainwright says governments might do better to focus on controlled legalization rather than complete eradication of the product.

“The choice that I think we face isn’t really a choice between a world without drugs and a world with drugs,” he says. “I think the choice we face really is between a world where drugs are controlled by governments and prescribed by pharmacists and doctors, and a world where they’re dealt by the mafia, and given that choice, I think the former sounds more appealing.”


Interview Highlights

On how the narcotics supply chain is similar to the Wal-Mart supply chain

They say that in certain industries, Wal-Mart is effectively the only buyer in the industry. So if there’s some disruption to supply, let’s say the harvest fails for apples or something like that, apple growers aren’t able to increase their prices because Wal-Mart is the only buyer and they say, “Well, sorry, but this is our price and if you don’t want to sell to us, well, tough.” So the sellers have to carry on selling it at the same price as before. It seemed that something similar might be going on in the cocaine industry. …

I was looking at the supply chain of cocaine. I went down to Bolivia, and I went to visit some of the terraces down there in the Andes where the coca leaf is grown. The coca leaf is the raw ingredient for cocaine, and all of the world’s cocaine is grown down there in the Andes in either Bolivia, Colombia or Peru. So I went down there, and I read about all the incredible work that’s being done down there to try to disrupt the cocaine supply line, and you’ll have seen footage probably of airplanes and helicopters dumping tons of weed-killer on these Andean terraces in Colombia, for instance.

They’ve done lots of work on this and they’ve done a fairly effective job at making it harder to grow coca leaf. They destroyed hundreds of thousands of hectares over the years, and it has made the lives of cartels more difficult on the surface, at least. And yet, I looked at the price of cocaine in the United States, and it has hardly budged. You can go back decades, and the prices remain roughly $100 per pure gram.

On why an increase in the price of coca leaf doesn’t change the cost of cocaine

When you look at the economics of the supply chain, you begin to see why actually even if you could increase the price of that coca leaf, it’s doubtful that it would have very much impact on the final price of cocaine in the U.S. or in Europe. … To make, for instance, a kilo of cocaine, you need about a ton of coca leaf, and that ton, once it’s all dried out, in a country like Colombia will fetch perhaps $400. Now, the kilo of the United States will fetch about $100,000. So let’s say you’re incredibly successful in managing to raise the price of coca leaf, and you manage to double it, to $800.

If you then manage to transfer all of that extra cost onto the consumer, that final kilo of cocaine is only going to cost now $100,400. In other words, you can double the price of coca leaf and you increase the price of the final product, cocaine, by less than 1 percent. … We’re putting all this effort into raising the price of coca leaf, when in fact that’s only a small part of the cost of the final product.

On how the Mexican gang ‘The Zetas’ franchise

drogas-1929018The Zetas are one of Mexico’s biggest drug cartels, and they’ve got a reputation for being one of the nastiest ones, so when you see pictures of people who’ve been beheaded or hung up from bridges, these are often the guys who are responsible. And while I was in Mexico, the Zetas expanded more quickly than any other cartel. It was extraordinary. Originally they came from the northeast of Mexico, but within a very short space of time, they spread across all of Mexico and in fact down into Central America as well.

So I got to thinking about how they’d done this, and when you look at the way that they spread, it seems that what they do is that they go to local areas and they find out who the local criminals are, people who do the drug dealing and extortion and all the other kinds of crime, and they offer them a crime, they say, “OK, you can use our brand, you can call yourself the Zetas, just like us,” and they give them, believe it or not, baseball caps with embroidered logos and they give them T-shirts with their logo on and they train them in how to use weapons sometimes, and in return the local criminals give the Zetas a share of all of the money that they get from their criminal activity. In other words: It’s exactly like the kind of franchising model that many other well-known companies use.

And it comes with all the same advantages and disadvantages [of franchising]. One of the big advantages is that it has allowed the Zetas to grow much more quickly. One of the disadvantages though, and this is something you often see in the legitimate franchising business, is that the franchisees often start to quarrel among each other, and the trouble is that the interest of these franchisees, the local criminals, aren’t very well-aligned with the interests of the main company.

Because as far as the main company is concerned — and this applies whether it’s the Zetas or McDonald’s — if you’ve got more branches, more franchises in a local area, that means more income for the main company, because they take their money as a slice of the income of the local franchisees. But the local franchisees have totally different motives. They want to be, if possible, the only ones in the area. They want as few branches as possible. And so you’ve had very often cases of franchisees suing the main brand over what they call “encroachment” — in other words, when the main brand has too many branches in the same area.

On personnel issues in cartels

fotonoticia_20140116090933_1280This was a guy … who I went to see in El Salvador, and he’s called Carlos Mojica Lechuga, who is the leader of one of the two big street gangs in El Salvador. There are two of them — one [that he’s the head of] called Barrio Dieciocho, or 18th Street Gang, as most people call it in English, and the other called the Mara Salvatrucha [MS-13] — and both of these are effectively transnational corporations, really. They make their livings dealing drugs and with extortion, principally, those are the two main business lines that they have.

So I thought it would be interesting to go and speak to this guy and find out how he ran his company. So I went to see him, and he’s in jail at the moment, which doesn’t seem to be stopping him from running his business in any way. … We sat down and we started talking business, and it really turned out that a lot of his complaints were just like the kind of complaints that I’d heard many times before from the business people. He complained about managing his staff, he complained about competition with his rivals, he complained about his image in the international media. It was really strangely reminiscent of speaking to a kind of frustrated midlevel manager.

On how government legalization and/or regulation of drugs affect cartels

There’s an interesting example underway in Switzerland where they’ve legalized heroin, which sounds crazy. But it’s worth making clear that when they legalized it, they haven’t put it on sale in the way that marijuana is on sale in Denver; they’ve just legalized it by allowing doctors to prescribe it to people who are already addicted, and it’s had quite an interesting effect there, because many of the people who are addicted to heroin in Switzerland and indeed in other countries are people who deal the drug, because you’re addicted to this drug, it’s a very expensive habit, and for many people the only way they can afford it is to deal it on the side.

So in Switzerland what they found is that by taking those very heavy-using addicts into treatment, they’ve stopped them from dealing the drug, because now they get their own drug free of charge from their doctors, and because they’re no longer out there on the streets dealing the drug, the number of new users has dropped dramatically. So in Switzerland, funnily enough, since they “legalized” heroin in this very, very limited, restricted, controlled way, the number of new users has actually fallen quite a lot and, of course, the illegal supply has dried up almost entirely, because the supply is now run by the government.

entrevista

 

 

 

 


www.notimerica.com – www.npr.org –  www.aztecanoticias.com.mx

¿Qué daños tiene el puente Belice? Estas son sus condiciones actuales

puente_belice_by_tetsuyakenshi-d4hu9qe

El puente Belice es una de las principales vías que conecta el centro de la capital con sectores de la zonas 17, 18 y carretera al Atlántico. A diario circulan miles de vehículos de todo tipo sobre esta estructura.

De 1959, año en que fue construido hasta la fecha, el impacto vial se ha incrementado, lo que ha afectado su infraestructura, además de otras causas, como los asentamientos en sus alrededores. 

De acuerdo con el estudio elaborado por la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres, Conred, esta obra presenta varios daños, principalmente en los largueros, las vigas transversales y los estribos debido a que el puente es vulnerable a daños externos. 

opinion_1

El informe DMI060 100513 Opinión Técnica de Conred, hecho en 2010, detalla los hallazgos hechos durante una inspección realizada a petición de Covial, donde se exponen algunas observaciones, entre las que se encuentran:

  • Realizar una limpieza general, principalmente en los apoyos de los estribos que se encuentran contaminados; aislar los estribos que son altamente vulnerables a daños; hacer inspecciones continuas y un programa de mantenimiento; reconstruir completamente las losas de accesos donde se encuentran asentamientos, ya que afectan directamente a los muros de retención de los estribos; y la construcción de dos topes sísmicos en las dos pilas centrales.

  • “Hemos emitido varios informes a las autoridades competentes y se le da seguimiento por el peligro latente que representa no solo para los automovilistas, sino también para las personas que viven en los asentamientos debajo de esta obra”, expresó Alejandro Maldonado, secretario ejecutivo de la Conred. 

recomendacion_1

El pasado 5 de febrero, la Procuraduría de los Derechos Humanos había acordado una reunión con representantes de la Conred, el Ministerio de Comunicaciones y laMunicipalidad de Guatemala para empezar a trabajar en el tema, pero solo se presentó la Conred. Tanto Comunicaciones como la municipalidad alegaron que la invitación les llegó tarde.



http://www.soy502.com/ – tetsuyakenshi.deviantart.com

Victimization Surveys 101: Recommendations for Funding and Implementing a Victimization Survey

The scarcity of available data on crime is a crime itself. Many crimes go unreported to the police. Data that are collected are often not comparable from one locale to the next. What is illegal in one country may not be illegal in another. Developing an evidence-based strategy for reducing crime and violence can be daunting when systematic data collection on the subject is lacking.

Victimization surveys can be a great tool for gathering detailed information on certain offensesacross numerous locations. However, it is easy to become overly ambitious in such an endeavor,and wind up with a survey that may look like a crime survey, but in fact cannot be used to answerthe questions one wishes to answer.

These guidelines are intended to help those planning to fund or implement a victimization survey identify 1) the key decisions that need to be made before spending funds, and 2) the key questions to ask of those who will work with you along the way.

Presentación
Inter-American Development Bank, 2015